ACARÍCIAME AORA MÉXICO

Vitamina E: el antioxidante más potente de la naturaleza

La fórmula de nuestros sueros sólidos de labios ACARÍCIAME contiene Vitamina E como uno de sus principales ingredientes activos. Esta vitamina es justamente la que le brinda a tus labios una hidratación profunda, duradera y barrera protectora ante los rayos UV y la contaminación.


La vitamina E se descubrió en 1922 y con el paso del tiempo se fue entendiendo su importancia y diversidad de uso en el cuidado de la piel. Es un ingrediente con muchísimas propiedades antioxidantes, lo que significa que tiene la capacidad de neutralizar los radicales libres y por lo tanto proteger la piel ante el envejecimiento prematuro. Este ingrediente es de los más importantes en el mundo del skincare y actualmente está tomando relevancia también en el mundo del maquillaje.



Los básicos de la vitamina E: 


  • Cicatrización y Regeneración: Promueve la regeneración celular y acelera la cicatrización de heridas, mejorando la apariencia de cicatrices y manchas en la piel.

  • Protección Antioxidante: La vitamina E es de los mejores antioxidantes que protegen la piel de los daños causados por los radicales libres, ayudando a prevenir arrugas y manchas.

  • Hidratación y Suavidad: Actúa como un emoliente natural, manteniendo la piel hidratada, suaveflexible, lo cual es esencial para evitar la sequedad y la descamación.


Te platicamos más...


VITAMINA E
Foto de Aknarin Thika, disponible en Pexels.  

Entonces, ¿qué es la vitamina E?

La vitamina E es un nutriente esencial que juega un papel crucial en el cuidado de la piel, reconocida por sus poderosas propiedades antioxidantes y su capacidad para mantener la piel hidratada y saludable.


Este antioxidante liposoluble se presenta en varias formas pero el alfa-tocoferol es la más activa en nuestros cuerpos. Es muy importante ya que es el encargado de proteger a las células de los daños causados por los radicales libres.


Los radicales libres son moléculas inestables que pueden provocar el envejecimiento prematuro y diversas enfermedades. La vitamina e además es conocida por ser un emoliente, es decir, que te puede ayudar a combatir la sequedad de tu piel y su descamación. 


Al promover la regeneración celular y acelerar la cicatrización de heridas, esta vitamina se convierte en un aliado indispensable para mantener una piel saludable y rejuvenecida. Es muy probable que todas esas pomadas y cremas que usas para quitar cicatrices estén llenas de este tipo de vitamina. 


También contribuye a redcuir arrugas, líneas finas, mejorar la elasticidad y firmeza de la piel. Algo que probablemente no sabías es que también puede mejorar la función de tu sistema inmunológico. Incorporarla en tu rutina de cuidado de la piel a través de productos tópicos y una dieta rica en alimentos que la contengan puede marcar una diferencia significativa en la salud y apariencia de tu piel.

VITAMINA E
La vitamina E es uno de los principales ingredientes de nuestros sueros de labios ACARÍCIAME.

¿Por qué amamos la vitamina E?

Es el antioxidante más potente:

La vitamina E es considerada uno de los antioxidantes más potentes debido a su capacidad para proteger las membranas celulares, regenerarse en presencia de otros antioxidantes, sus propiedades antiinflamatorias, su accesibilidad y versatilidad. Estas características la hacen muy efectiva en la lucha contra el daño oxidativo y en la promoción de una buena piel y salud en general.


Es súper accesible:

La vitamina E se encuentra en una amplia variedad de alimentos y productos de cuidado de la piel.


Es fácil de incorporar en la dieta y en rutinas de cuidado de la piel. La puedes encontrar en alimentos ricos en grasas saludables como aceite de germen de trigo, de girasol, de oliva, de cártamo y maíz. Frutos secos y semillas como almendras, avellanas, semillas de girasol, nueces y pistachos. Verduras de hoja verde, incluyendo espinacas, acelga y brócoli y finalmente frutas como kiwi, mango y papaya. 


En cuanto a productos de cuidado de la piel la puedes encontrar en sueros, cremas y hasta presentaciones solubles en polvo. 

Prevención de enfermedades crónicas:

La vitamina E neutraliza una amplia gama de radicales libres, protegiendo no solo la piel sino también otros tejidos del cuerpo. Al reducir el estrés oxidativo en diversas partes del cuerpo, ayuda a prevenir enfermedades crónicas además de los signos de envejecimiento. Proporciona una protección antioxidante integral.



Ayuda a desinflamar:

La vitamina E es un eficaz antiinflamatorio debido a su capacidad para neutralizar radicales libres, modular la respuesta inmunológica, estabilizar membranas celulares y mejorar la circulación sanguínea.


Sus propiedades ayudan a calmar y reducir la inflamación de la piel. Esto la hace ideal para tratar afecciones como el eccema y la dermatitis, y para calmar la piel irritada o enrojecida.

Descubre nuestros kits

Uso de la vitamina e en diferentes tipos de piel

  • Pieles Secas : Las propiedades hidratantes de la vitamina E son particularmente beneficiosas para pieles secas y maduras, ayudando a aliviar la sequedad y la descamación.

  • Pieles Sensibles : La vitamina E es generalmente suave y bien tolerada, lo que la hace adecuada para pieles sensibles que pueden ser propensas a irritaciones con otros ingredientes más agresivos.

  • Pieles Normales y Mixtas : Aunque las pieles jóvenes y sin problemas específicos también pueden beneficiarse de la vitamina E, su uso es menos crítico comparado con las pieles maduras.

Un poco más de la historia de la vitamina E...

La vitamina E fue descubierta en 1922 por los científicos Herbert Evans y Katharine Scott Bishop en la Universidad de California, Berkeley. 

Todo surgió gracias a su investigación con ratas. Durante ellas, se observó que dietas bajas en grasas causaban problemas reproductivos. Al añadir alfalfa y aceite de germen de trigo, los problemas se solucionaron. Estudios posteriores revelaron que la vitamina E presente en los aceites vegetales eran cruciales para la reproducción y otras funciones biológicas.


Con el tiempo, poco a poco se descubrieron sus propiedades antioxidantes y sus múltiples beneficios para la salud, incluyendo su importancia para el cuidado de la piel.


Durante las décadas siguientes, se llevaron a cabo numerosos estudios que demostraron cómo la vitamina E protege las células del daño oxidativo, promueve la salud ocular y cardiovascular, y mejora la función inmunológica.

Tras años de estudio los científicos se dieron cuenta que sus propiedades hidratantes y antioxidantes tenían que estar presentes en una variedad de cremas, sueros y demás productos que se usan para el cuidado de la piel. 



← Publicación más antigua